jueves, 16 de junio de 2011

Apuntes

He leído varios de los post que han subido mis compañeros, ellos hablan de cansancio por reuniones, las clases, los ensayos y errores en las herramientas, frustraciones... Pero rescato la esperanza y la resiliencia que hace que ni el peor temporal nos liquide, si nos despeine, si nos haga dudar pero seguimos.
Cuando leía a Andreida y a Andrea me acorde de un cuento basado en el mito de Pandora que me gustaría compartir con ustedes, pues ese cuento lo leí cuando niña y me marco (lo voy a contar según me acuerdo):

Pandora

 A Pandora, le habían dado los dioses, una caja para guardar, con la condición que no la abriera.
Pandora, deba vuelta en torno a la caja hasta que no pudo más con la curiosidad y la abrió un poquito para mirar. Pero al hacerlo lo que estaba adentro empujo la tapa y salieron todo tipo de calamidades, enfermedades, miserias  que se esparcieron por el mundo "contaminando" a la humanidad.
Pandora sorprendida y arrepentida miró dentro y todavía quedaba algo: una cosita pequeña y brillante: la esperanza, ella también salio e iba tocando a los hombres provocandoles una sonrisa.

Espero que seamos también tocados por Esperanza.