viernes, 24 de abril de 2015

Borrador:Carta abienta a mi magallanes

Salinas, 23 de abril 2015.
Estimada, Querida Magallanes:
Estas son las últimas palabras que compartimos, hemos recorrido un largo camino, me ayudaste a superar el miedo a probar con distintos programas (experimentamos juntas y algunas veces salio muy bien y otras no), pero aprendimos, no yo aprendí tu, me serviste de soporte.
Fuiste mi compañía en los madrugones, me acercaste la radio y yo aporte el mate, y entre las dos ideamos proyectos y armamos vídeos, corregimos...
Compartimos sombras en el verano y algún que otro escenario.
Me fuiste muy útil, pero llego el momento de despedirnos, vos ya tenés algunas nanas, tu batería ya no resiste las jornadas como antes y aunque se que es el desgaste natural, yo debo seguir y te tengo que dejar acá.
No se cuanto tiempo me va a llevar adaptarme a la nueva, se que voy a extrañar el tilde en otra tecla, el Lubuntu que ahora me sirve de sistema (volver a Ubuntu), la pantalla chica...
Mira que  tuve que pensarlo, y no fue fácil decidir, pero te voy a formatear y te voy a devolver, necesito autonomía de batería y más  memoria de acceso rápido, aunque no tenga tu capacidad de almacenar datos, ni tus pegotes que hacen historia de donde he estado. Crearé nuevos recuerdos y usaré almacenamiento externo.
No pensé que fuera tan difícil decidir. Quedarme contigo no tiene sentido.

Deseo que los técnicos, te dejen a nueva y quien te toque te cuide, proteja tanto como yo, que le ayudes a descubrir este mundo mágico y cambiante de las TIC.
Gracias por todo.
Lara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario