domingo, 20 de noviembre de 2011

Mi derecho, Tu derecho

Ayer estuve en un espectáculo, en donde claramente antes de comenzar explicaron cuales eran las reglas de juego:  no se podía fotografiar, ni filmar, ni fumar, ni comer en la sala, ni usar celulares, ni computadoras, etc. El mensaje se trasmitió por medio del lenguaje oral y escrito, pero se usaron a la vez otros recursos como la iconografía, las de un actor que representaba los que estaba permitido y lo que no, por lo tanto era claro y fácilmente comprendido por cualquier persona. Nadie podía decir que no sabia que se podía o no hacer, tampoco nadie podía alegar que la compra de la entrada le daba algún derecho que fuera más allá de disfrutar el espectáculo.

Todos hemos sido testigo alguna vez de esos recordatorios de hasta donde van nuestros derechos y que podemos o no hacer, lamentablemente también hemos asistido a como se vulneran estos derecho por algunos ciudadanos que no entienden que comprar una entrada no les da derecho a filmar el espectáculo, ni aun para uso privado, que no comprenden que mi derecho tiene un limite que es el derecho del otro. 

Ejemplo de estos tenemos por millones
  • el que usa la parada y piensa que tiene derecho a destrozarla
  • el que por quiere usar un software, se apropia aunque no tenga derecho al uso
  • el que usa la imagen de cualquier persona con o sin consentimiento, pues no tengo por que preguntar
  • el que cree que su opinión es más legitima y no escucha razones de los demás
  • el que maneja sintiendo que solo él puede circular
Así podríamos seguir hasta el infinito.

Yo trabajo en un liceo, veo permanentemente actitudes del tipo de mi derecho vale y es único que vale, el derecho de los demás depende de mi reconocimiento que no lo voy a dar. Ilusamente creí que esa era una actitud de mi entorno, pero estoy por pensar que la sociedad se esta tomando actitudes de adolescente y como tal se comporta.

Si como sociedad no podemos comprender que para vivir en paz y armonía necesitamos un orden jurídico que regula algunas relaciones, que ese campo jurídico otorga certeza. Si no entendemos que cada derecho tiene por lo menos como contrapartida una obligación tenemos un problema grande.

Muchas veces me siento como una idiota cuando manifiesto que si quieren usar Windows tienen que tener licencia, de lo contrario están comentiendo un delito. que hacer una fotocopia o copiar música o películas esta mal, que tiene otras opciones tal vez no tan simples, pero incluso algunas son infinitamente más baratas y sobre todo legales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario